• prosolpuertorico

Mala administración, violaciones de derechos a trabajadores y leyes estatales en Arecibo

Updated: Nov 23, 2019

El Programa de Solidaridad de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (PROSOL-UTIER) denunció el caos administrativo que impera en el Municipio de Arecibo a cargo del alcalde Carlos Molina. Predominan en ese ayuntamiento, erradas y deficientes prácticas administrativas y violatorias de leyes, procedimientos de personal y derechos laborales.


“Algunas de las acciones que definen el desastre que prevalece en la alcaldía de Arecibo incluyen las violaciones a los procedimientos de personal donde se otorgan ascensos, nombramientos, aumentos de sueldos y bonificaciones para comprar votos. El alcalde Molina también mantiene deudas de años anteriores con el bono de Navidad de los empleados, licencias por enfermedad y aportaciones al sistema retiro de los empleados activos y pensionados. Incumple además con leyes de salud y seguridad. Ante todas esas violaciones, hemos radicado múltiples querellas en foros administrativos sin lograr solución a estos asuntos”, denunció el coordinador de PROSOL-UTIER, Luis Pedraza Leduc.


Pedraza Leduc enfatizó que todas esas violaciones del alcalde arecibeño inciden en el panorama incierto que impera en el día a día del funcionamiento del municipio. Añadió que Molina intenta opacar su mala imagen de administrador con politiquería.

“La mala imagen de la gestión del alcalde Molina que ya no puede ocultar, incluye que no haya podido retener en los pasados tres años de incumbencia un equipo de administración competente, múltiples cambios en la dirección de Finanzas, la Secretaría Municipal, Obras Públicas, Recursos Humanos y el Comisionado de la Policía, entre otras divisiones en las que ha creado inestabilidad y afectado el cumplimiento con los procedimientos. Ese es el caso también de las múltiples empresas municipales que se han inaugurado bajo su incumbencia”, añadió el dirigente de PROSOL-UTIER, representante sindical de los empleados municipales.


Por todo lo anterior, denunció Pedraza Leduc, el alcalde ha recurrido a utilizar empleados municipales en horas laborables para distribuir propaganda partidista y hacer actos proselitistas en su intento por elevar su mala imagen. Todo ello, mientras es de conocimiento público que varios empleados y funcionarios han participado de procesos de investigación en agencias estatales y federales por presuntos actos ilegales de parte de funcionarios municipales.


Ante este cuadro, insistió Pedraza Leduc “PROSOL-UTIER mantiene una campaña en defensa de una sana administración del recurso humano en el ayuntamiento de Arecibo y denuncias sobre las deficiencias administrativas que continúan ocurriendo sin soluciones reales. También continúa el reclamo por solución a las querellas radicadas tanto en los foros administrativos como judiciales, que entre otras cosas incluyen ascensos ilegales a oficiales de la Policía Municipal. La campaña de PROSOL-UTIER incluye no solo la denuncia, sino en el reclamo para que el alcalde pague los salarios adeudados a los empleados que mensualmente realizan protestas para que Molina cumpla con la ley y el orden que tanto reclaman los políticos de turno. Es descarado que Molina quiera proyectarse como un buen alcalde cuando su proceder indica todo lo contrario, lo cual incluye violaciones de leyes y procedimientos”, terminó diciendo Pedraza Leduc.




2 views0 comments