• prosolpuertorico

Trabajadoras del Departamento de la Familia exigen justicia salarial




“Hoy estamos aquí representando a todas y cada una de las administraciones del Departamento de la Familia, ADSEF, ADFAN, ASUME, ACUDEN y Secretariado, en la coyuntura del 8 de marzo y de cara a las vistas de nombramiento de la Secretaria de la Familia, Carmen González Magaz y de la R. del S 92, bajo la consigna llevamos el pan a la mesa, ayúdanos a llevar el pan a la nuestra, exigiendo que se nos haga justicia salarial para así mejorar nuestra calidad de vida. La pobreza tiene cara de mujer y en el Departamento de la Familia, la inmensa mayoría somos mujeres. Hay madres solteras, mujeres de edad avanzada mayores de 60 años que aún no se han podido retirar por la precariedad económica que ofrece el retiro”, expresó Karimir Torres Rosa, presidenta del Capítulo del Departamento de la Familia de ProSol-UTIER.

Torres Rosa, acompañada de trabajadoras y trabajadores que ocupan distintos puestos en las distintas directorías en el Departamento de La Familia que desde el día uno de la pandemia ha trabajado para llevar el pan a miles de familias puertorriqueñas, detalló que se han sostenido reuniones con distintas legisladoras y legisladores a los que le han presentado sus reclamos, quienes han quedado asombrados al conocer sus salarios ya que la mayoría desconocía la situación.

“Hace un año atrás justo antes de esta cuarentena, también nos manifestamos frente al Secretariado. Hoy nos lanzamos nuevamente a la calle y le hacemos un llamado al Gobernador, a la Legislatura y a la designada Secretaria de la Familia, que se nos haga justicia. Hoy queremos que el país conozca nuestra precaria e injusta situación salarial”, añadió.

La líder sindical sostuvo que las empleadas de Familia son víctimas de maltrato institucional.

“El 24 de enero 2021 se declaró un estado de emergencia por violencia de género, se firmó una orden ejecutiva indicando que “toda violencia es repudiable", estableciendo mecanismos para fiscalizar, dar seguimiento y monitorear, creando un comité presidido por la designada secretaria de la Famila la Sra. Carmen González Magaz. Una manifestación de violencia es la precariedad de nuestros salarios. La secretaria está obligada a respaldar nuestro reclamo de que se nos haga justicia”, insistió.

El salario promedio que el grupo de trabajadores devenga mensualmente es de $1,341 que luego de las deducciones no les da para subsistir.

“Las trabajadoras y trabajadores del Departamento de la Familia carecemos de estabilidad económica lo que repercute y se manifiesta de muchas maneras. Tenemos un salario mensual de apenas nos da para vivir. Vivimos en la precariedad, no calificamos para beneficios, exenciones. Vivimos pagando un mes el agua y el otro la luz, con el temor de que se nos suspendan los servicios. Hemos postergado metas como poder comprar nuestro hogar ya que nuestro salario no nos da. Esto es maltrato institucional”, enfatizó.

Torres Rosa resaltó que Familia debe utilizar como marco de referencia para hacerles justicia salarial los sueldos que se les paga a los empleados contratados por servicios profesionales de Tasf ay del “Pandemic EBT Call Center” ya que superan los de ellos.

“Nosotros los trabajadores y las trabajadoras del Departamento de la Familia estamos obligados a presentarnos luego de las emergencias y desastres naturales, trabajando en condiciones infrahumanas, atentando con nuestra salud y seguridad. Al día de hoy, hay oficinas en total deterioro, esperando porque sean rehabilitadas tras los pasados eventos naturales de huracanes y terremotos, eso no sólo afecta al trabajador, afecta también al pueblo a quienes servimos. Es momento de que nuestros reclamos sean escuchados y se nos haga justicia ya”, concluyó.

60 views0 comments